Puede interesarte ...

viernes, 8 de mayo de 2009

Modelos de venta en Internet (II). El dropshipment

(Ver primera parte)

Ahora vamos con otra modalidad: el drop shipment o dropshipping. Esta es una modalidad cada vez más creciente que permite a pequeños comerciantes competir en condiciones muy similares a los grandes. Más o menos consiste en lo siguiente: Un vendedor que quiere vender en un ámbito geográfico más o menos extenso (a veces en todo el mundo) pero sin infrastructura ni logística para poder hacer llegar el material, contacta con varios mayoristas, con los que llega a cerrar tratos por los cuales él busca los clientes, cobra los artículos y luego le pasa sus datos a los mayoristas para que le hagan llegar el artículo. Con este método, es posible seleccionar el mayorista que más cerca se encuentre del comprador de forma que su envío le llegue lo más rápido posible, y sin posibles barreras aduaneras. Aunque es una forma de vender relativamente cómoda por no necesitar una gran infrastructura ni arriesgar capital, comporta una gran cantidad de riesgos, ya que no en la mayoría de los casos no sabemos exactamente qué estamos vendiendo, ni en las condiciones que se le está entregando al cliente, por lo que a la hora de dar un servicio de post-venta y aceptar reclamaciones, deberemos confiar en la palabra del cliente por no tener una referencia mejor. Esta modalidad no es muy recomendable en productos que pueden dar lugar a problemas como el hi-tech, y que mueven grandes cantidades de dinero. Precisamente con el hi-tech no hay grandes márgenes de beneficio, contrariamente a la opinión generalizada (un producto caro deja grandes beneficios), precisamente por ser un sector con tanta y tanta competencia. Es más, una sola transacción que nos dé problemas con este género puede comerse la ganacia de 4 o 5 ventas, por lo que no resulta especialmente aconsejable, al menos si uno no conoce al mayorista personalmente, ni su forma de trabajo (materiales, servicio, logística, atención, ...)

Aunque en España no es algo muy extendido, algunas empresas como Pixmania sí permiten esta modalidad de venta entre sus partners. Sin embargo, también es bastante común en los foros de Ebay encontrar quejas de los clientes finales, que al final no les queda muy claro a quien deben reclamar.

Existe otra modalidad, que es convertirse en revendedor de una determinada marca o cadena. Es muy parecido al dropshipment, pero con la diferencia de que se opera con un solo mayorista, haciendo las veces de revendedor. De eso, sí hay mucha oferta en España, y resulta bastante sencillo y cómodo. La garantía la da el mayorista final y el vendedor sólo hace de intermediario hasta que se cierra la venta, cogiendo su respectiva comisión y asesorando al cliente final.

No hay comentarios: