Puede interesarte ...

domingo, 14 de noviembre de 2010

El timo del nazareno en la web

En estos días, se está hablando mucho del timo del nazareno, que vuelve a copar los medios de comunicación, ya que en Madrid, Barcelona y Murcia han sido detectados varios casos en los últimos días.

Es curioso, porque de este timo aún no habíamos hablado a pesar de ser muy común en España. ¿Y en qué consiste? Pues es muy sencillo, y cuando explique el mecanismo veréis que es algo muy común en la compraventa por Internet, donde en la mayoría de las ocasiones no conocemos físicamente a nuestro comprador.

La cosa está en que alguien se pone en contacto con nosotros para hacer negocios. Primero nos compra algunas cosas, que paga sin ningún problema, en tiempo y fecha. Generalmente electrodomésticos o aparatos electrónicos. Nos hace varias compras e intercambia palabras para generar confianza.

El palo viene cuando de repente nos hace un pedido grande, o nos compra un objeto de gran cuantía. Precisamente por ser de gran cuantía nos comenta de pagarlo en veces, o de pagarlo a 3 meses, o con algo distinto de dinero (letras, pagarés, talones, ... cualquier cosa que no es dinero inmediato y susceptible de falsificarse).


Como es fácil de imaginar eso nunca llega a pagarse. Lo comprado al principio es fácilmente recorventible a dinero, por lo que si no saliera bien, en las primeras compras que hace el timador para engatusar al incauto, aquel no pierde dinero.


Hace algún tiempo, intentaron timarme con el Timo del Nazareno para vender Playstation 3 en Europa procedentes desde EEUU. La idea es que las primeras consolas que mandara el timador seguramente fueran buenas, pero luego preparaba un pedido de 10 que ya serían "chungas". Lo malo es que finalmente el timador encontró alguien a través de los foros de eBay que picó el anzuelo. A pesar de ser una mezcla entre timo de la Estampita y el del Nazareno, ejemplariza bastante bien lo explicado en esta entrada.

Para acabar, os dejo con esta escena de la película "Los Tramposos". Digamos que esta secuencia ejemplariza bastante bien la cultura española. Cuando a alguien se le aparece la oportunidad de comprar duros a cuatro pesetas nadie se resiste.






No hay comentarios: