Puede interesarte ...

jueves, 18 de noviembre de 2010

Buscar mercados sin explotar

Cuando uno estudia marketing o administración de empresas, le explican que hay algunos mercados donde lo importante es ponerse manos a la obra rápido, antes de que se adelante la competencia. Son productos muy localizados en el tiempo, con una vida muy corta, pero que da grandes beneficios a quien lo encuentre y decida aprovecharlo.

Este es el caso de Fei Lam, un chico que ha visto el filón en los iPhone, un producto que sólo se sirve en un color, cuyos poseedores tienen un poder adquisitivo alto, que buscan distinguirse del resto, y a quienes no les importa pagar un poco más para distinguirse aún más. Hoy en día, una gran parte de la población puede acceder ya a los iPhones. Sólo unos pocos pueden acceder al iPhone 4. Pero ¿cuantos pueden acceder al iPhone blanco? Y ahí es donde entra Fei, que ha empezado a fabricar carcasas blancas para estos nuevos aparatos. La idea de este chico de 17 años ya ha sido copiada por otros dos competidores, aunque la prensa de momento se ha fijado en él. También, cuando uno es el pionero, también tiene que abrir el terreno legal. Este chico se enfrenta a una más que posible denuncia por parte de Apple, aunque no está claro si hay base jurídica para plantearlo (si uno compra su propio iPhone, no hay motivo para que no pueda comprar otras piezas para mejorarlo). 

En este caso, gracias a Internet sus productos se venden en todo el mundo. Es la prueba de que cualquiera puede elaborar un nuevo producto que satisface una necesidad del mercado aún no explotada.

No hay comentarios: