Puede interesarte ...

jueves, 16 de abril de 2009

Tipos de subastas (I). Una pequeña introducción a la teoría de juegos y subastas

Cualquiera que haya pujado alguna vez se habrá dado cuenta de que en realidad es un juego. Un juego con resultados importantes y consecuencias, pero un juego al fin y al cabo. Un juego en el que uno debe apostar si quiere ganar, pero donde el objetivo no es sólo ganar, sino ganar al precio mínimo.

Antes de entrar en materia, vamos a hablar un poco de los distintos tipos de subastas que hay y sus características, ya que ningún portal de subastas usa el mismo modelo para pujar. Todos son parecidos, con pequeñas peculiaridades. No voy a enumerar todos los tipos de subastas que existen, sino sólo aquellas que son útiles para entender el mecanismo de las subastas on-line.

Subasta básica (o dinámica):

Se ofrece un artículo, y los participantes pujan cada uno hasta su límite. Gana el que más ofrece, y paga esa cantidad. Se pueden hacer 1 o más pujas. Si es ascendente se le llama subasta inglesa, y si es descendente, se la llama subasta holandesa.

Subasta a sobre cerrado:

Se hace una sola puja y se mete en un sobre. Luego se abren todos los sobre a la vez y gana quien más ofrece. Suelen darse junto a la modalidad de subastas a primer precio y a segundo precio.

Subasta a primer precio:

El que gana paga la cantidad por la que ha pujado. Simple y sencillo.

Subasta a segundo precio.

El que gana paga la cantidad por la que ha pujado el segundo pujador en la lista de ganadores.

Subasta holandesa.

Se subasta más de 1 unidad del mismo artículo. Cada pujador puede pujar por 1 o varias unidades. Al final de la subasta, se comienza desde el que más ha pujado y cuando se alcanza el tope de unidades, se corta.

En algunos sitios se conoce como subasta holandesa a la subasta inversa o a la baja.

Subasta inversa (u holandesa inversa):

En vez de empezar desde 0 hasta el máximo a pujar, se empieza desde un precio máximo, y se va bajando poco a poco. En el momento que alguien puja lo que se marca en ese momento, la subasta se termina y el artículo es adjudicado al precio del marcador. Lógicamente, cuanto antes se puje, más se paga, pero también más posibilidades hay de ganar (o de no perder). A medida que el marcador disminuye, las posibilidades de perder aumentan. Si el marcador llega a un mínimo establecido (que no tiene que ser 0 necesariamente) sin que nadie haya pujado, el artículo se retira de la subasta.

Subasta inglesa:

Es la subasta normal ascendente descrita anteriormente.

Subasta Round Robin:

Es una mezcla de precio cerrado y subasta abierta ascendente. Primero se hace una primera vuelta a precio cerrado y a partir de ahí se puja normalmente.

Subasta céntimo a céntimo:

Es una variante de la subasta inglesa, con la particularidad de que en cada intervalo de tiempo la subasta sube un céntimo. Si transcurre un intervalo de tiempo completo sin que nadie puje, gana el último que pujó al precio que aceptó.

Ahora algunos conceptos propios de las subastas:

Puja: Cantidad que se ofrece. Son vinculantes.

Precio de reserva (o precio mínimo): Precio mínimo al que se vende el artículo. Si la subasta no llega a ese precio mínimo, el artículo no es vendido. Generalmente este precio es desconocido para los pujadores hasta que rebasan dicho límite.

Precio inicial o de salida: Es la cantidad mínima que debe ofertar el primer pujador.

Precio final: Precio al que termina la subasta. No tiene que ser necesariamente la cantidad máxima ofertada por el primer pujador (ver subastas a segundo precio).

Pujadores: Participantes de la subasta.

Duración: En las subastas on-line, al no poder todos los participantes coincidir en un momento concreto del tiempo, las subastas tienen una duración determinada, dentro del cual se puede pujar. Pueden ser de horas, días o incluso semanas.

Mediador: Es la empresa que organiza la subasta. No tiene que ser poseedora de los bienes, sino que debe poner en contacto a pujadores y ofertantes, y garantizar que la mercancía es legítima y legal, y que los compradores cumplen con sus pujas al final de la subasta. Por ese servicio de mediación reciben una comisión fija o variable sobre el precio de venta de los artículos.

Precio del anuncio: El precio que se ha de pagar al organizador de la subasta por comenzar una subasta. Este precio depende fundamentalmente del precio de salida.

Comisión de venta: El precio que se le paga al organizador de la subasta si esta concluye de forma exitosa. Suele ser un porcentaje del precio de venta.



Ahora veremos algunos de los sitios de subastas más populares de España y su funcionamiento de cara a la clasificación anterior.

Ebay

Subasta inglesa a segundo precio, con una pequeña variación: se paga una franja más de la del segundo precio (p.e. entre 10 y 100 euros las franjas son de 1 euro. Si el ganador pujó por 90 euros y l segundo pujador quedó a 50 Euros, el ganador pagaría 51). En España eBay intenta eliminar este sistema para dejar el típico sistema de anuncios usado por Segunda Mano. A pesar de que en casi todos los países donde funciona eBay existe precio de reserva, en España no es posible esta modalidad, así como las subastas holandesas.

Todocolección/Venvir

Subasta inglesa a primer precio


Te lo compro

Subasta inglesa a primer precio.


Delcampe

Subasta inglesa a primer precio.


De las subastas inversas y los sitios que las usan hablaremos más detenidamente en el siguiente artículo.




Algunas píldoras:

  • La subasta holandesa es conocida con ese nombre en todo el mundo menos en Holanda, que se la conoce como subasta china.
  • La subasta inversa también se la conoce como subasta a la baja.
  • En algunos países latinos se dice "remate" en lugar de "subasta".


(continúa en Tipos de subatas II: las subastas inversas)

No hay comentarios: