Puede interesarte ...

jueves, 23 de abril de 2009

Algunas estafas empresariales comunes

Ayer comentaba en mi blog personal el intento de estafa por parte de una "compañía" (no sabemos si realmente lo es ...) que mediante engaño quería que le ingresara 450 Euros en virtud del registro de una marca que pedí hace un tiempo a la OEPM.

Este tipo de fraudes es bastante común, ya que ellos juegan con varios factores: Primero, que su carta puede llegar antes que la publicada por la OEPM. Si su carta llega antes, tiene un golpe bastante bueno, ya que uno aún no sabe que le han aprobado la marca, salvo que la haya registrado por Internet o ande pendiente del BOPI (el boletín de la OEPM). En segundo lugar, da la impresión de que los 450 euros son para un trámite que una vez cumplimentados, queda la marca registrada correctamente. 450 Euros es una cantidad muy asequible para cualquier empresa, y más si hablamos del registro de una marca (estamos protegiendo nuestro patrimonio empresarial, nuestra identificación profesional como marca, ... vale eso y mucho más). Así que generalmente se paga sin darle mucha importancia al tema. Si quien recibe la carta es la misma persona que pidió el registro en la OEPM (en empresas pequeñas y tal vez medianas puede darse, pero en empresas mayores no es corriente ...) pues puede ser que el timio funcione bien.

Y dicho esto, voy a comentar algunas de las estafas más comunes que se hace a las empresas. Aunque se sale un poco de la temática del blog, muchas de las estafas que se hacen en la compraventa siguen el mismo patrón que ahora describiré.

La estafa de la falsa publicación en revista

Esta estafa es muy sencilla de realizar, se puede hacer conociendo 2 o 3 datos de la empresa víctima y para llevarla a cabo sólo hace falta un poco de ingeniería social, el nombre de la empresa y el de dos o tres empleados, y ser pesado.

La cosa consiste en que un buen día nuestra secretaria recibe una llamada para realizar el pago de una supuesta publicación en una revista. Nos dicen que tal y como habíamos quedado con "xxxx"(un nombre real o inventado), se ha procedido a hacer un artículo o a incluir el nombre de nuestra empresa en una publicación importantísima, por lo cual les debemos unos 450 Euros (casi siempre es esta cifra o una muy parecida). Para ello nos apremian, o nos piden nuestro número CCC (a veces ya lo tienen) para hacernos un cargo por valor de esa cantidad. Si la persona que contesta se deja intimidar, les dará el CCC o tomará nota para hacer el pago. A poco que esa persona se informe, descubrirá que nadie en su empresa ha pedido ese servicio, y si investiga la empresa destinataria del dinero, verá que no le cogen el teléfono, que dicha publicación no existe, y que todo es un tinglado sacadineros.

Si vemos lo que dice la ley al respecto:

Tipificación y persecución de la falta y delito de estafa en la legislación española:

Art. 248.1 del Código Penal español (L.O. 10/1995 de 23 de noviembre):

"Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro,
induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio".


Es decir, que en este caso concurren los tres factores:

- Animo de lucro
- Engaño
- Perjuicio propio

Este acto está ampliamente documentado, ya que se hace por toda la geografía española, y generalmente son muy pesados y desagradables. Mucha gente termina pagando sólo por que se acaben las llamadas. Aunque también se le puede dar la vuelta a la tortilla. No hay nada que cabree más a un timador que sentirse timado.


La publicidad en la revista

Esta estafa es menos agresiva que la anterior, pero va disfrazada con un halo de falsos buenos propósitos y buena fe. Se ha hecho sobre todo en nombre de la policía, pero no ha sido el único escaparate para dar rienda suelta a la estafa.

El funcionamiento es sencillo: se acercan a nuestro comercio una serie de publicistas de una revista que nos venden espacio publicitario para anunciar nuestro comercio en la revista de la Policía Municipal. La cosa es que la revista generalmente no tiene nada que ver con la Policía Municipal. Para darle mayor teatro al engaño, a veces los que se presentan vienen disfrazados de policía.

Este timo está muy extendido por Andalucía, y también en Latinoamérica y Ecuador.

Referencias:

Foro Policías
Abc

Capital One y las visas de oro

De estas recibo ultimamente muchas llamadas. No son propiamente una estafa, sino que es uno mismo el que se autoengaña. Te ofrecen una tarjeta de crédito visa oro o similar, con algo de dinero de regalo (entre 60 y 150 euros). Tú solo tienes que gastar y no preocuparte de nada. Uno en estos casos siempre piensa que con no comprar a crédito todo arreglado. Se paga siempre a final de mes, y listo. Y encima me regalan 150 euros. ¿Que más se puede pedir? Generalmente siempre la tarjeta viene configurada a pago a 3 meses. Además, te conceden una línea de crédito de 4.000 o 5.000 euros (sin conocerte de nada ¡guau!) y en definitiva, todo son bondades y maravillas (se diría que cualquiera que no tenga una visa oro, simplemente es porque es idiota). La diversión viene al usarla, y al pasar los primeros meses. A los 6 meses de tenerla ya llega la primera cuota, tanto si la usamos como si no. También, si se nos ocurre hacer una compra sin hacer el cambio de configuración, los palos por la compra a crédito suelen ser interesantes. Para terminar, siempre tienen nombre de bancos raros y extraños, pero dicen estar avalados por bancos de renombre nacional.

Como medida disuasoria, yo les suelo decir que estoy en paro, que si de verdad le quieren dar una tarjeta así a alguien que está en paro, y que no soy nada solvente. Suele ser muy eficaz.





La estafa DE las agencias de viaje.

Estas estafas son bastante normales y se parecen mucho a las de las inmobiliarias. Al comprar un viaje caro, te ofrecen una línea de financiación bastante extraña y generosa. El caso es que las ventajas no son tales, ni la oferta es tan barata, y sí bastante onerosa. Esta estafa suele ir muy de la mano con la estafa de la multipropiedad.

Referencias:

El Pais

La estafa A las agencias de viaje.

Nota: este timo me lo han contado, pero nunca he visto a nadie que lo sufriera en directo, ya que como se ve en el razonamiento, es fácilmente detectable y demasiado arriesgado.

Este timo es sencillo, aunque un poco alocado. Se necesitan dos personas para hacerlo, y es facilmente detectable por la entidad bancaria. Aunque se lo hacen a la agencia de viajes, el responsable es el banco. Consiste en los siguiente:

"Una persona va a la agencia de viajes. Encarga unos billetes de Renfe para hacer trayectos largos. Se le pide que ingrese un dinero en cuenta, y esta persona llama a otra, que hace un ingreso en el banco, con un sobre (vacío). Teoricamente no revisan el sobre hasta la noche. Mientras tanto, el timador y el gancho van a Renfe con los billetes y cancelan ambos, aunque con una penalización (aún así es bastante dinero). Por la noche el banco descubre que no hay dinero."

Referencias:

lasescapadas.com

No hay comentarios: