Puede interesarte ...

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Métodos agresivos para cobrar deudas. Agencias de cobro.

En ocasiones hemos hablado aqui de algunas agencias de cobro de deudas, ya que muchas empresas están usando sus servicios, sobre todo las empresas de telecomunicaciones o financieras. En el caso de las empresas de telecomunicaciones suele tratarse de importes pequeños, no más de 200 Euros, por lo que las deudas se venden en paquetes a estas agencias de cobro. Estas deudas se han vuelto incobrables para la empresa telefónica, por lo que prefieren llegar a perder el cliente y cobrar una pequeña cantidad que conservar el cliente y negociar personalmente el pago de la deuda (deuda que en muchos casos no llega a serlo, pues con demasiada frecuencia suele tratarse de un error de facturación). Tanto Ono, como Jazztel o la antigua Terra son famosas por sus cartas de pseudo-despachos de presuntos abogados y agencias de cobro que amenazaban con incluir en el ASNEF o incluso en el RAI. Ebay también tiene contratadas empresas de este tipo en algunos países, para la gente que puja y no paga. De alguna manera, es un servicio que se le da al vendedor, que ve como pone anuncios, y algunos tolais pujan y luego si te he visto no me acuerdo. Con esa técnica por un lado se rescatan deudas y por otro se le manda un mensaje bastante claro a la gente de que eBay no es un juguete.

Ahora hemos dado un paso más, y nos vamos a las empresas que prestan dinero, a las financieras. En estos casos se originan deudas mucho mayores, por lo que el interés de la financiera en cobrar las deudas es notablemente mayor. En estos casos se imponen métodos más agresivos y persuasivos, y para ello, nada mejor que empresas tipo Cetelem, que tienen cogido el hilo a este tipo de cobros y clientes, como vamos a ver en los siguientes vídeos. Estas financieras trabajan con grandes comercios, en este caso con MediaMarkt, pero también trabajan con otros negocios de venta de gran envergadura.

Y cuando uno ve cosas como esta, piensa si vale la pena hostigar tanto a sus ex-clientes por el pago de una deuda. Creo que la mayoría sabemos positivamente que si una deuda no se ha pagado por las buenas en los primeros meses, resulta bastante complicado cobrarla posteriormente. Aunque hay gente que en un momento dado no puede pagar, muchos de ellos nunca han tenido voluntad de pagar. Y aquí es cuando uno se siente engañado e impotente, y decide recurrir a estas agencias, aunque el coste del servicio sea de hasta el 40% o 50% de la deuda. "De mí no se ríe nadie". Y luego a veces uno lamenta esta decisión, como la señora del segundo vídeo, que decide contratar al Cobrador del Frac para tratar con un antiguo cliente moroso, y arrepintiéndose tras ver los métodos usados.


Y sin más, vamos con los vídeos, que hablan por si solos.













Por cierto, que con el tema de las financieras, me cuesta entender como se le puede conceder dinero a alguien sin estudiar sus capacidades económicas debidamente y permitiéndole un préstamo que desde el principio se antoja caprichoso y con un futuro bastante oscuro. Por el otro lado, y como en el caso del vídeo que veremos a continuación, tampoco se entiende bien como alguien puede gastar 19.000 Euros en el Media Markt, pues lo más caro que se puede comprar allí es un televisor de unos 3.000 o 4.000 Euros, y el resto de aparatos no suelen pasar de los 600 Euros. Tampoco entiendo como alguien puede gastar lo que no tiene con tanta alegría y luego llevarse las manos a la cabeza si le intentan reclamar la deuda. Los turbios negocios y maneras del conocido Cobrador del Frac los conocía. Por cierto, durante dos años estuve trabajando justo en la planta de arriba del edificio donde está el Cobrador del Frac y durante ese tiempo vi pasar por allí a gente más o menos conocida, aunque no sabía si venían a liquidar deudas o a contratar cobradores. En cualquier caso no dejaba de resultar curioso la de personalidades que por allí se dejaban ver.

1 comentario:

Gestión de Cobros y Morosidad dijo...

Muy buen aporte. Tratar con clientes morosos no es una tarea sencilla aunque lo parezca. Emplear diferentes técnicas será fundamental a fin de no ofender a los clientes y al mismo tiempo lograr que estos salden sus deudas.