Puede interesarte ...

lunes, 27 de julio de 2009

El mejor banco para operar on-line cuando uno hace compraventa

Durante los últimos 2 años he estado probando diferentes bancos que me permitieran realizar y recibir pagos por Internet de forma más o menos cómoda. He probado BSCH, Banesto, Barclays, Cajamadrid, ING Direct, Bankinter y La Caixa. Más o menos todos tienen productos similares y comportamientos similares, asi que sólo voy a comentar las diferencias que caracterizan a cada uno de entre los demás.

Como características comunes, la mayoría usan tarjeta de coordenadas, todos usan un pin para identificar al usuario, todos admiten transferencias europeas (aunque a veces los operarios del banco lo desconozcan) y todos tienen bastante control sobre las operaciones. En todos el login es el DNI con un pin de 6 u 8 caracteres, y sólo en algunos se pide adicionalmente la fecha de nacimiento. Practicamente el 100% te felicitan el día de tu cumpleaños si sacas dinero ese día en un cajero. Todas funcionan a fecha de hoy con Firefox y otros navegadores que no sean Internet Explorer.

Vamos a ver ahora los matices de cada cual:


Santander:

Cobran 1 Euro por transferencia, aunque sea electrónica (si se tiene domiciliada la cuenta no). Para realizar las operaciones por Internet es bastante sencillo, no precisa tarjeta de coordenadas ni validación por móvil. Curiosamente, es una cuenta para meter dinero por caja, pero no para transferirle dinero a otra cuenta nuestra, tipo ING Direct (es decir, mediante domiciliación), porque Santander cobra dinero por este concepto, cosa que el resto de los bancos no hace, exceptuando a Barclays. En las transferencias, se pide una firma electrónica que consiste en letras y números. No hay tarjeta de coordenadas. El servicio telefónico no me ha convencido.

Barclays:

Este banco es el peor con diferencia, y no porque no tenga una buena atención (que en algunos momentos es así), sino porque no está orientado hacia el consumidor medio, sino hacia grandes cuentas. De ahí que cobren absolutamente por todo. Por ejemplo, el banco cobra 0.40 céntimos por cada apunte realizado en tu cuenta. Un abono, un cargo, una domiciliación, todo 0,40 mínimo. Ahora llegamos a la parte más divertida: por hacer una transferencia POR INTERNET cobran la prodigiosa cantidad de 2 Euros, y 3 si es en sucursal. En el siglo XXI, que tan fácil y barato resulta hacer transferencias, no se comprende este precio. Se entiende lo de la sucursal porque al personal hay que mantenerlo, pero por banca telefónica o Internet no tiene ningún sentido. De ahí que a final de mes fácil que tengamos 2 Euros de mantenimiento fáciles, a pesar de que dicen no cobrar por mantenimiento de cuenta. Con la cuenta obligan a coger 3 tarjetas, las cuales se pueden cancelar antes del primer año sin coste, pero como pase un sólo día, el banco cobra 40 Euros a rajatabla en concepto de gastos de mantenimiento de las mismas. Cualquier banco en el que se anulen las tarjetas durante los 15 primeros días del nuevo año, retrocede los cargos sin más preguntas. Barclays no. En mi caso, le devolví las tarjetas en el sobre en que me las enviaron sin abrir, y no quiso retroceder ninguna cantidad, y además me "invitó" a suscribir un fondo de inversión y si lo hacía, se "reestudiaría" la devolución de alguno de los importes (sin ningún compromiso ni papel firmado por su parte). Es decir, con la misma credibilidad que me podría dar un prestamista de la calle. Después de ver cosas así, lógicamente no tuve muchas ganas de continuar con dicha cuenta. Yo tenía entendido que era el banco quien tenía que ganarse al cliente, pero parece ser que con Barclays es al revés.

Si sumamos todos los importes pagados durante el año que tuve la cuenta en Barclays sale: 12 meses x 2 Euros de apuntes mensuales + 40 Euros de tarjetas = 64 Euros. Me parece una cantidad importante, sobre todo si tenemos en cuenta que no hemos hecho ninguna transferencia. Desde luego no es un producto bueno, y de ahí que Barclays figure al final de la lista, dejando varios huecos para otros bancos que sin duda son mejores.

Sobre su banca online, algunos matices a resaltar:

- Cuando haces login, ya te pide una coordenada. Tanto exceso de seguridad resulta absurdo, pues lo normal es pedir la coordenada unicamente al mover dinero, como al hacer las transferencias.

- En el listado de movimientos aparecen 3 líneas por cada concepto. Resulta lioso hacer consultas.

- Durante la noche suele dar fallos de operativa y no permite hacer ni siquiera consultar movimientos.

En definitiva, resulta demasiado complicado y caro usar este servicio.

Banesto

Hemos probado el producto Tarifa Plana 0, que consiste en una cuenta con libreta que permite hacer transferencias sin gastos de mantenimiento o comisiones (salvo las tarjetas). Las tarjetas de Banesto se pueden anular en cualquier momento sin que el banco ponga ninguna pega, y sin cobrarlas, como resulta lógico. Las transferencias nacionales por Internet no tienen coste. El panel de movimientos es muy claro, conciso e intuitivo, y no hay trampas de ningún tipo. Las transferencias europeas (por SEPA, como en el resto de bancos) sí tienen coste (2 Euros). Cuando hacemos una transferencia, se nos pide nuestra firma electrónica (una palabra de letras y números) y posteriormente, hay que validar con un código enviado a nuestro teléfono móvil. No hay tarjeta de coordenadas.

Queda segundo en la clasificación sólo por el detalle de las transferencias SEPA, donde es superado por ING, que no tiene coste.

ING Direct

De ING poco malo se puede contar. Todo lo que anuncian en su publicidad se cumple, no hay conceptos ni cargos ocultos, las tarjetas no tienen coste de mantenimiento y las transferencias tienen coste 0, incluso a Europa. Para transferencias de importes grandes, tienen un sistema de alertas que nos avisa en el móvil con un SMS, pero sólo cuando se trata de importes realmente grandes, repito. Para abonos de 30 o 50 Euros no se nos avisa ni con eMail, ni con SMS.

La atención telefónica es bastante buena, los comerciales están preparados, y se comunican contigo cuando hay alguna contingencia, del tipo de que alguien te ha transferido dinero pero no ha puesto bien tus datos. Como curiosidad, una vez recibí una transferencia a nombre del señor Diablos y Diablitos, y por ello ING me llamó para preguntarme si conocía a ese señor. Les dije que la aceptaran, que iba para mí, y como era una cantidad pequeña, la dejaron pasar. Es decir, que son profesionales, pero sobre todo, tienen mucho sentido común, que es algo que desgraciadamente hoy en día falta. Pero volviendo a factores concretos y objetivos, tenemos por el lado negativo, que no se puede operar con ING por Internet durante unas cuantas horas (de 1 am a 4 am aproximadamente), que supongo que es cuando hacen el mantenimiento de cuentas y las tareas batch. Tampoco es algo especialmente preocupante pero hay que tenerlo en cuenta. Matizo lo de no se pueden hacer operaciones, porque sí que se pueden hacer consultas (lo único que no se puede es mover dinero).


La Caixa

Poco que comentar sobre la Caixa. Es muy parecido a Santander en cuanto a costes y operativa. Las transferencias valen 1 Euro y poco más que comentar. Se accede con el NIF o el CIF y un pin. El servicio por Internet es bueno, aunque donde más destaca La Caixa es en el servicio personal en sucursal. Sin embargo, ese factor queda fuera del ámbito de este estudio, pues se supone que lo que nos interesa es poder operar electrónicamente desde casa, con la menor intervención humana posible.


Cajamadrid

El caso de Cajamadrid es curioso, porque no permiten operar por Internet si no se tiene una tarjeta contratada, la que sea. Según Cajamadrid, sus sistema está desarrollado para que el cliente pueda entrar a Internet a consultar los movimientos de su tarjeta. Curiosamente también, las tarjetas son de pago, como no. Para ello, debemos optar por una cuenta corriente y la tarjeta más barata, que suele ser una Visa de débito, que vale unos 18 Euros al año, asociada a la cuenta. Para acceder a su sistema, tenemos que usar el DNI y un pin bastante flojo de 4 números. Para introducirlo hay una calculadora, por lo que debemos hacerlo con el ratón. Una vez dentro, todo está muy bien clasificado y ordenado, por lo que encontraremos las opciones rapidamente. Los movimientos se ven claros, y los conceptos también. De hecho, si tuviera que puntuar unicamente la accesibilidad y la usabilidad, ganarían Bankinter y Cajamadrid. Las transferencias tienen coste de 1 Euro si son nacionales. Por lo demás, no hay otros costes escondidos, ni por mantenimiento de cuenta ni nada más.

Bankinter

Por último vamos a comentar a Bankinter, teniendo en cuenta que no por ser el último es el peor, sino lo contrario. Bankinter tiene un novedoso sistema de coordenadas, por lo que cualquier operación suele ser la suma de dos coordenadas de la tarjeta, lo que a veces puede confundirnos un poco (no debería, porque son coordenadas de 2 cifras, pero si uno se pone nervioso, puede obcecarse y no dar con la suma correcta). Para acceder se usa el DNI y una firma única. La web está estructurada en pestañas, y dividida entre empresas y particulares. Generalmente, no saldremos del área de particulares, donde podremos hacer todo. Las transferencias tienen coste, salvo si las hacemos desde el móvil. Existe un pequeño truco para poder hacer las transferencias desde el ordenador sin ningún coste, aunque eso lo comentaremos en un artículo posterior. La web funciona muy bien, no suele tener problemas ni cortes. La atención telefónica es magnífica, con el matiz de que los operadores son españoles (parece una obviedad, pero en algunos bancos los comerciales que nos llamaban eran sudamericanos, con el consiguiente problema de comunicación). De hecho, Bankinter tiene la calidad del mejor de los bancos online, pero siendo físico y con oficinas. Siempre ha tenido fama de ser puntero en cuanto a uso de nuevas tecnologías, y eso es fácil de comprobar navegando por su web. También se da la circunstancia de que un servidor ha trabajado en dicha web, sabe como está montada internamente y que los mecanismos de seguridad y calidad son completamente satisfactorios, así que no es fachada lo que este banco vende. Problemas 0, y además un equipo de gestores de cuenta muy profesionales detrás del teléfono. Este es uno de los bancos donde si te cobran una pequeña comisión por algo no te importa pagarla, porque sabes que lo vale.

Como curiosidad, pasado el primer año me cobraron las tarjetas (como en el caso de Barclays). Hablando con ellos le comenté que esas tarjetas nunca habían sido utilizadas, y que por dicho motivo no quería que siguieran dadas de alta. El banco dio de baja las tarjetas y retrocedió todos los cargos, al contrario que Barclays, que cobró el 100% de todas las tarjetas.



Clasificación final:

1. Ing Direct
2. Banesto
3. Bankinter
4. Santander
5. Cajamadrid
6. La Caixa
.
.
.
10. Barclays

Comentarios finales a la clasificación: Los dos primeros puestos corresponden inequivoca y merecidamente a Banesto y Ing Direct. Bankinter también tiene su tercer puesto por lo bien que funciona. Los 3 siguientes no son significativos en orden, pues funcionan de manera muy similar, por lo que los 3 bancos deberían ocupar el cuarto puesto. Por último, el lugar de Barclays es totalmente merecido por lo explicado anteriormente.


* Los logos de los bancos pertenecen a sus respectivos dueños.

1 comentario:

Elrohir dijo...

Te falta OpenBank, que es una (m) pinchada de un palo. Sobretodo en cuanto a Usabilidad de su web (soy informático y incluso a mi me cuesta encontrar algunas operaciones, o saber si lo estoy haciendo "bien") y en calidad del servicio (te cobran 12€ en concepto de "reclamación de descubierto" sin ni siquiera avisarte de esta situación).