Puede interesarte ...

viernes, 3 de julio de 2009

Dell obligada a vender pantallas a 15$

Muchas veces se ha hablado de la obligación que tiene un vendedor a respetar las condiciones ofrecidas en el panfleto de publicidad o en su web. Generalmente, para el vendedor ocasional y el pequeño vendedor, un error no supone un gran problema mientras se vea claramente que no hay mala fé, por lo que el comprador es capaz de comprender que se trata de un error ocasional y no querrá hacer valer el contrato. Pero cuando se trata de grandes plataformas de venta como MediaMarkt o Carrefour (que tan propensas son a los errores de precios en la publicidad o a anunciar cosas que no tienen), los clientes no tienen piedad y no dudan en hacer valer sus derechos como consumidores. Aquí en España, el comerciante tiene obligación de detallar a cuantas unidades se ajusta una promoción, y de no hacerlo, cualquier cliente puede exigir que le traigan su artículo o uno similar al precio ofertado. Si queréis hacer la prueba, id a Carrefour con algún producto que venga en su catálogo y no tengan (como las baterías de cámaras de fotos o consolas), y podéis obligarles a que lo traigan y os lo dejen a ese precio. Al principio no querrán, pero si ponéis una hoja de reclamación no tendrán más remedio.

Ahora volvamos al tema que nos ocupa: Dell anunció por error (en casos como este es obvio que se trata de un error decimal) pantallas a 15$. Cualquier persona se puede dar cuenta de que eso no puede ser, pero la gente cuando ve cosas así, intenta aprovecharse y sacar tajada. Este tipo de sucesos siempre ha sido muy común en España, donde somos capaces de comprar cosas que no necesitamos sólo porque hemos detectado un error en el precio y creemos que estamos haciendo un negocio redondo. Pero en otros países este tipo de conductas son bastante criticadas socialmente, por lo que nadie se aprovecha de este tipo de errores ... salvo en Taiwan, donde poco a poco van perdiendo la vergüenza. El caso es que Dell anunció pantallas de cristal líquido TLC a 15$ (cuyo precio normal es 228$), y en poco menos de 8 horas tuvo 145.000 pedidos, así que la empresa estadounidense se ha visto obligada a cumplir con los pedidos.

Imaginaros lo que puede suponer un asunto así para una empresa pequeña. Directamente significa la quiebra.



No hay comentarios: