Puede interesarte ...

sábado, 27 de febrero de 2010

Ingresos de ventas y Hacienda ¿momento para preocuparse?

Cada cierto tiempo (5 o 6 meses) aparece en la prensa o en la blogosfera alguna noticia de corte alarmista en la que se cuenta que llega el Armageddon en manos de Hacienda, que todo el dinero en B va a salir a flote y que van a venir Sauron con sus Nazgûl  a poner orden en la situación actual. Curiosamente nunca ocurre, y sospecho que tampoco lo hará en esta ocasión.



Generalmente este tipo de de rumores surgen de foros de compraventa, principalmente en el de eBay, donde constantemente algunos vendedores venden pensando que tienen una espada de Damocles sobre su cabeza y que Hacienda les puede visitar en cualquier momento.

¿Por qué no creo que esto sea factible?

En primer lugar, Hacienda sólo se va a preocupar de los que venden artículos nuevos como actividad principal y si me apuráis, única y exclusivamente. Además, como otras veces ya  se ha hablado en este blog, los artículos de segunda mano no tributan (lo que se tiene en el trastero), y no es nada complicado sacar un buen pellizco de ahí para montarse un viaje.

Por otro lado, siempre que se habla de este tema, aparecen las voces que dicen: "¡Cuidado! No paséis de 3.000 euros o vendrá el Coco". Vamos a ver  ¿y por qué 3.000 euros? ¿Y por qué no 2.500? ¿De donde sale esa cantidad tan concreta? Mi teoría es que cuando las vacas gordas y el paso al Euro, allá por el 2000-2001, los bancos tenían orden de no informar cuando los ingresos fueran inferiores a 3.000 Euros. De ahí que los gestores de cuenta aconsejaran a sus clientes que tenían un montón de dinero en B que lo fueran trayendo en cantidades pequeñas de 2.000 o 2.500 Euros y lo ingresaran, para así convertir las pesetas de dinero B en Euros de dinero A. Nadie iba a preguntar de donde había salido tanto dinero y Hacienda era plenamente consciente de que ese dinero nunca había tributado, pero para ellos resultaba más importante convertirlo en A que en reclamar los pagos. 

Ahora bien, la cantidad de 3.000 Euros ha perdurado a lo largo de estos años como umbral para muchas cosas. Si te hacen un ingreso por algún trabajo extra, mucha gente tiene miedo de que se lo metan en cuenta "por si Hacienda se entera ..." Y lo mismo que para esto para un montón de cosas. Pero esto rara vez ocurre y cuando ocurre poco tiene que ver con dicho ingreso. 3.000 Euros es una cantidad irrisoria para cualquier vendedor profesional y es difícil que si alguien quiere vivir de las ventas no facture al menos 30.000 o 40.000 Euros.

Durante los últimos días ha salido a la luz pública una denuncia desde los Inspectores de Hacienda diciendo que se les está espoleando para que consigan destapar más fraudes. Desde Hacienda responden diciendo que los mismos objetivos que los Inspectores tienen para el 2010 son los que tenían ya en el 2009.

Y ahora va la lectura que yo, personalmente y a título propio, hago de todo esto: Yo no creo que Hacienda esté presionando más que otras veces. Tampoco creo que se esté haciendo una persecución de los vendedores que no declaran las ventas. En primer lugar por lo expuesto en los párrafos anteriores. 3.000 Euros no es dinero, y puede proceder de un montón de fuentes todas ellas legales que no llaman en absoluto la atención. En segundo lugar, aunque se facturara más, la situación del país no es precisamente ahora para tirar cohetes. Cuando vienen vacas flacas todas las medidas se relajan precisamente para no ahogar a la gente de a pie. Quien en una situación así se lanza a abrir negocios alocados o a vender parte de su patrimonio es precisamente porque le hace falta el dinero y no tiene subsidios de los que tirar. Sería bastante inhumano y también ilógico aprovechar que alguien está arrastrado por el suelo para pisarle la cabeza. Y Hacienda tiene siempre en mente lo mismo que cualquier empresario veterano: Si uno gana mucho dinero, es posible que ganemos todos puesto que hay para repartir. Cuando no hay, no gana nadie. Así que dejemos que lleguen de nuevo vacas gordas antes de reclamar nuestra parte del sabroso pastel.

En definitiva, se trata de tener un poco de sentido común.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En gran parte lo que dices es cierto pero con un matiz, lo de los famosos 3000€ se debe a que cualquier empresa que genere una facturacion a otra empresa o particular por un importe igual o superior a esa cantidad tiene que declararlo en un documento llamado "347" que declaran tanto el comprador como el vendedor, asi que la cantidad que declaran ambos 2 debe ser la misma exactamente. De no ser asi los inspectores de hacienda si que llamaran a tu puerta.

Subastador Digital dijo...

Anonimo, gracias por enriquecer el apunte. En cualquier caso, no rellenar el formulario 347 no es sinónimo de que vengan a buscarte, sino que "pueden" venir a buscarte. Esos 3.000 euros pueden provenir de diferentes casos, como un préstamo realizado a un familiar o una venta de un bien privado como una guitarra de colección, en cuyo caso no sé hasta qué punto debería rellenarse dicho formulario (y cuando digo que no lo sé, lo digo desde la más completa ignorancia).

Por otro lado ¿cuanta gente ha sido "visitada" por este hecho? ¿Qué ratio supone?