Puede interesarte ...

sábado, 21 de febrero de 2009

Se hace pasar por empleado de Correos para estafar

Es una nueva versión de las muchas posibilidades de estafa existentes. El estafador se hace pasar por empleado de Correos. Escoge a su víctima, y se presenta ante ella con un paquete en el que figuran todos sus datos e incluso los sellos de una oficina postal. La entrega se efectúa contra reembolso. Parece tan verídico y, aparentemente, auténtico, que el supuesto destinatario del envío entrega la cantidad que se le pide. Cuando abre la caja en cuestión se encuentra con un contenido, cuando menos, sorprendente.

El último caso que ha sido denunciado en Gijón tuvo lugar el pasado sábado día 4. La víctima de la estafa fue una dependienta de un establecimiento comercial ubicado en la avenida Príncipe de Asturias.

Sobre las once y media de la mañana entró en el comercio un joven de unos 30 años, pelo largo y moreno y 1,80 metros de altura. Se presentó como empleado de la oficina de Correos de Gijón y le manifestó que había ido para entregarle un paquete.

SIN LEVANTAR SOSPECHAS A pesar de que, según reconoció más tarde la mujer a la Policía Nacional, no era habitual que recibiera paquetes por vía postal, al llevar éste el nombre de la tienda, la dirección correcta e ir sellado por una oficina de Correos, aceptó el bulto.

La mujer pagó 90 euros --15.000 pesetas-- y el supuesto cartero abandonó el comercio. Poco después, cuando la dependienta abrió el pesado paquete se encontró con que, en su interior, no había más que azulejos y ladrillos. Los hechos ya han sido denunciados en comisaría y ahora la Policía ha iniciado una investigación para intentar dar con el autor de la estafa.

De todas formas, alerta a la población para que estén al tanto ante posibles nuevas actuaciones de este estafador ya que es más que posible que intente timar, empleando el mismo procedimiento, a algún otro incauto ciudadano. El método empleado por este estafador no es nuevo. Hace apenas año y medio, la Policía detuvo en Oviedo a un joven de 24 años que también se hacía pasar por funcionario de Correos.

Fuente: La voz de Asturias


No hay comentarios: