Puede interesarte ...

martes, 23 de diciembre de 2008

Detenida una banda de nigerianos que estafaba por Internet

Desarticulada una banda nigeriana dedicada a la estafa de tarjetas de crédito






Material incautado por la Policía en la operación / Efe

Detenidos sus 24 miembros. La Policía calcula que se habrían beneficiado de varios millones durante los cuatro años que realizaron estas prácticas

MADRID | OTR PRESS La Policía Nacional detuvo a 24 hombres, todos ellos de nacionalidad nigeriana, que pertenecían a una organización internacional especializada en comprar a través de Internet haciendo un uso fraudulento de números de tarjetas bancarias. Otros miembros de la red, residentes en Canadá o Vietnam, eran los que les facilitaban las numeraciones de las tarjetas a los miembros de la organización que operaban en España. De todos los detenidos, 13 fueron arrestados en Madrid, 4 en León, 3 en Valencia y otros 4 en Murcia. En los registros domiciliarios se intervinieron más de 26.000 euros en efectivo, así como documentación bancaria, aunque la Policía calcula que podrían haber estafado varios millones de euros en cuatro años de operaciones.
En el marco de una modalidad de estafa conocida como carding, una banda internacional formada por hombres de diversas nacionalidades, se dedicaba a hacer un uso fraudulento de números de tarjetas bancarias para realizar compras por Internet. En los dos meses y medio que duró la operación de investigación, los agentes identificaron más de 500 operaciones fraudulentas en diferentes países. La Policía Nacional española detuvo a un total de 24 personas, todos ellos varones y de nacionalidad nigeriana.
Algunos de los miembros de la organización residentes en Canadá y Vietnam eran los encargados de facilitar las numeraciones de las tarjetas, que conseguían a través de páginas web, mediante técnicas de 'phising', o aprovechando las lagunas de seguridad de algunas empresas de comercio electrónico. Además, emplearon en alguna ocasión programas automáticos de generación de numeraciones válidas. Los datos los remitían a través de programas de mensajería instantánea en Internet o por medio de correos electrónicos.
Además, los miembros de la organización que recibían la información sobre las tarjetas pagaban por ese servicio, y efectuaban los pagos a través de empresas de envío de dinero. Fue siguiendo estas operaciones como los agentes pudieron averiguar que varios de los envíos fueron recibidos por una persona que se encontraba en Vietnam.

No hay comentarios: