Puede interesarte ...

martes, 10 de marzo de 2009

Tipos de artículos según su estado

Para un mismo artículo, nos podemos encontrar diferentes precios aún en el mismo establecimiento. ¿Cual es la diferencia? ¿Por qué unos valen más que otros? Vamos a hacer un pequeño análisis sobre ello, explicando las diferencias entre unos artículos y otros.

- Nuevo

Los artículos nuevos son los que estamos acostumbrados a comprar. Vienen con su embalaje original y generalmente no han sido abiertos nunca, o como mucho para ser enseñados. Sobre los artículos nuevos conviene hacer algunas aclaraciones, ya que hay gente que no considera nuevo un artículo si no viene con el plastiquito protector por fuera de la caja. En otro artículo hablaremos de ello.

- Segunda mano

Poco hay que aclarar sobre estos artículos. Ya han tenido al menos un propietario, por lo que antes de su compra conviene aclarar el estado exacto de este artículo, especialmente si el artículo es mecánico o electrónico y no es posible conocer su estado exacto a través de su apariencia. Los artículos de segunda mano tienen unas condiciones distintas de los artículos e primera mano, especialmente cuando son vendidos por empresas. En lugar de 2 años, sólo tienen 6 meses de garantía, aunque por otro lado, pueden estar exentos de IVA (a criterio del vendedor). Las tiendas de estos artículos suelen ser las "Cash Converter" o los "Second Market", y en Internet, la mayoría de los artículos de eBay.

- Refurbished o remanufacturado



Aunque en España no es muy frecuente este tipo de mercado y sobre él pesa un halo de oscurantismo y misterio, en realidad no se trata más que artículos que fueron devueltos a los pocos días por una inconformidad por parte del cliente (por presentar pequeñas fallas o malfuncionamientos) o por haber estado en exposición. El fabricante los repara y los vuelve a poner a la venta bajo este concepto. Aunque están practicamente nuevos, a veces tienen taras estéticas, como algo rayado, o bien hay alguna función que no desempeñan del todo bien. Generalmente entran dentro del concepto de segundas calidades. Aquí encontramos aparatos que al ir a ser instalados en casa del cliente se llevaron un golpe o articulos que estuvieron expuestos en una feria (todo el mundo los tocó) y ahora ya no pueden ser vendidos como nuevos por faltarle alguna cosa o estar sensiblemente tocados. Estos artículos tienen unas condiciones especiales de venta, ya que tienen un período muy corto de garantía (el fabricante reniega de su producto cual hijo bastardo y confía escasamente en su fiabilidad) y su precio suele ser en consonancia con esta garantía, ya que es un artículo que el fabricante ya da por perdido y sólo intenta recuperar una parte del coste de fabricación.

En España hay varias tiendas que podemos encontrar de artículos "refurbished", especialmente de electrodomésticos (lavadoras y frigoríficos, televisores, ...)

El mercado de remanufactura con frecuencia se confunde con el de segunda mano o el de destockaje tan típico de las tiendas de los Factory. Aunque algunos artículos si se ajustan a la definición, otros muchos simplemente son articulos con tara.

La mayoría de los fabricantes de tecnología de consumo (cámaras, videocámaras, ordenadores) tiene una línea de venta directa para el material "refurbished" que suele ser accesible a través de su web (como Mac, por ejemplo, si bien en el caso de Mac el concepto refurbished no hace mucha mella en el precio final).

- Tiendas de oportunidades, ocasiones y varios:

Este tipo de tiendas tan comunes en España son lo más parecido al concepto "refurbished". Sin embargo, este concepto suele ir más ligado a la ropa y complementos que a aparatos eléctricos. Aquí estaría la sección de Oportunidades del Corte Inglés, o sus almacenes de artículos de ocasión. Generalmente suelen tener pocas unidades, incluso unicamente una, no tienen todas las tallas y tienen precios bastantes bajos. En el caso del Corte Inglés, estas tiendas lo único que tienen de su dueño es el nombre, ya que tienen muy poco personal (unicamente para cobrar y seguridad pero no hay dependientes) y está toda la ropa mezclada, teniendo que mirar toda la sección para buscar un modelo concreto. En el caso de lo que no es ropa, suelen ser colecciones de otras temporadas o con alguna tara.


Centro de Oportunidades de El Corte Inglés en Rivas, Madrid





- Tiendas de outlet tipo Factory

Estas tiendas que ofrecen fabulosos precios y primeras marcas son en realidad una forma barata de quitarse el excedente sobrante de una temporada. Las grandes marcas sacan colecciones nuevas todos los años y para ellos es más caro tener que almacenar e inventariar lo sobrante del año anterior que darle salida aunque sea por poco dinero (al menos no se sigue perdiendo más dinero y en cambio se recupera una parte de lo invertido). La firma suele vender todo el lote a otra empresa para que lo dé salida, o pone una tienda de "destockaje". Aunque estas tiendas antes solían encontrarse por independiente y aisladas (solían ser desconocidas para la mayoría y únicamente eran conocidas por el boca a boca) hoy en día se concentran en los centros comerciales Factory que se caracterizan precisamente por recopilar grandes conjuntos de tiendas de este tipo. Aunque algunas personas creen erróneamente que lo que van a comprar allí son artículos a precios de fábrica (por el nombre), en realidad lo que allí hay son productos de años anteriores o con tara.

Por último, detallar que cuando se trata de artículos de tara, el fabricante tiene la obligación de decir exactamente cual es el problema del artículo.

Factory de San Sebastián de los Reyes en Madrid





- Bulk

Cuando se compran lotes bulk o a granel, uno compra muchas unidades de un mismo artículo o tipo de artículos. Pueden estar nuevos o no, precintados o no, eso es lo de menos, y generalmente no se sabe muy bien lo que viene dentro del lote (se vende así para evitar el trabajo al vendedor de tener que clasificar el género y describirlo, y por ello el precio también es sensiblemente menor). Tras ello, el comprador examina el lote y pone precio a cada artículo para poder venderlo posteriormente al detalle con una descripción más cercana al artículo. En eBay podemos encontrar vendedores ingleses que venden lotes de videojuegos y cintas antiguas (mínimo 100 o 200 cintas por lote) para que el comprador las revenda posteriormente al por menor.

Volviendo al tema inicial, la gente cree erróneamente que un artículo nuevo es obligatoriamente el ártículo que nunca ha sido abierto. Nada más lejos de la realidad, especialmente teniendo en cuenta lo escandalosamente sencillo que resulta volver a embalar un artículo para que dé la impresión de ser nuevo. Un artículo nuevo es aquel que siendo presentado como nuevo, no presenta síntomas de haber sido instalado o utilizado prolongadamente. Es decir, estéticamente tiene que estar perfecto y en el caso de los aparatos de fábrica, debe venir sin configurar o con la configuración por defecto. Entonces ¿qué ocurre con los artículos devueltos durante los primeros 15 días de su compra? Pues el comercio tiene dos opciones muy claras: o lo devuelve al fabricante para su reembalaje, o ellos mismos lo vuelven a poner a la venta, revisándolo previamente para asegurarse de que continúa en el mismo estado que cuando fue vendido y que es apto para venderse como nuevo (no olvidemos que un artículo categorizado como nuevo y nunca usado tiene un precio considerablemente mayor que el resto).


Como comentaba antes, en España el concepto refurbished es una amalgama de las tiendas de ocasión, las tiendas factory y las tiendas de segunda mano. Sin embargo, ya empiezan a haber naves en las afueras de las ciudades que comercian con este tipo de productos. Mi consejo es, como en los bienes de primera mano, que el comercio sea de confianza, sobre todo en este caso, ya que si en el primero siempre tenemos al fabricante en último término por detrás de la venta, en el caso del refurbished sólo tenemos la garantía y del comercio y la palabra del vendedor. De ahí la importancia en que este sea de fiar.

No hay comentarios: