Puede interesarte ...

viernes, 16 de julio de 2010

Compra un ordenador pero recibe una lechuga

Hacía tiempo que no aparecía una estafa de estas características. Los ladrones que estafan por eBay son más dados a no enviar nada, pero este hombre le daba un toque de humor a sus ventas.


Un hombre vio, igual que cientos de personas, una oportunidad de oro para hacer ‘negocio’  a través de internet. Sin embargo, él lo hizo de una forma muy particular: ponía a la venta a través de la red diversas clases de objetos, los compradores le pagaban pero él no les enviaba el género. A veces sí tenía la delicadeza de realizar el envío, pero en vez de expedir el género, mandaba cajas con lechugas, sal, piedras e incluso botellas de agua. La Policía Nacional siguió su pista y finalmente procedió a su detención. Se trata de un joven de 24 años, Javier C.B., natural de L’Hospitalet del Llobregat pero residente en las comarcas de Tarragona.

La investigación policial se inició el pasado mes de marzo a raíz de una denuncia presentada en la localidad madrileña de Caravaca. Un ciudadano aseguró que había comprado una videocámara por internet y que había ingresado 120 euros en una cuenta corriente. Pero los días pasaron y no recibió nada.
La Policía Nacional se puso en contacto con la persona que figuraba como titular de la cuenta. Y éste aseguró que nunca la había abierto y argumentó que, en su día, le robaron la documentación.

Otros afectados

Los agentes constataron que en dicha cuenta corriente otras personas también habían realizado ingresos. Por ello, los policías decidieron bloquearla.

Tras este contratiempo, el estafador buscó una nueva fórmula para cobrar. Decía a las víctimas que enviasen el dinero por giro, a cobrar en diferentes oficinas de Correos. Así, acudió en diversas ocasiones a las dependencias de Correos de Tarragona –calle Soler–, Reus, Miami Platja, L’Hospitalet de l’Infant, Vila-seca, etc.

Los investigadores identificaron al sospechoso gracias a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad. Los agentes montaron un dispositivo de vigilancia y detuvieron al sospechoso cuando iba a cobrar uno de los giros. Está acusado de un delito continuado de estafa. Las víctimas están repartidas por todo el territorio español, desde Torrejón de Ardoz hasta Tomelloso, pasando por Ciudad Real, Lorca, Madrid, Dos Hermanas, Granada, Bilbao, etc.

El hombre ofrecía desde ordenadores hasta teléfonos móviles y videocámaras. Los investigadores han constatado nueve transferencias de dinero a su cuenta corriente y 29 giros a Correos, por lo que los afectados podrían llegar a los cuarenta.



Algunos parece que todavía no tienen muy claro en qué consiste eso de hacerse rico con Internet.

Fuente: Diario de Tarragona

No hay comentarios: