Puede interesarte ...

jueves, 18 de marzo de 2010

Tipos de compradores. Cuando ni él mismo sabe lo que quiere

En este blog se ha hablado en numerosas ocasiones de los compradores que hablan en hoygan, que pujan a tontas y a locas y luego no pagan, o los que chantajean con el voto para lograr una reducción del precio.

Pero dejando de lado a aquellos que van de mala fé o pujan por diversión, hay un tipo de compradores que realmente quieren comprar pero no saben lo que quieren. Este tipo de compradores tienden a dar por supuesto todo, siempre a su favor y suelen ser problemáticos porque no leen, sino que se imaginan.  Si los gastos de envío no vienen detallados, quiere decirse que el envío es gratis (aunque venga desde Japón). Si es una prenda de ropa, dan por hecho que tienen de todos los colores, incluido el suyo. Si es un aparato de tecnología, el aparato funciona correctamente e integra todos los accesorios, incluidos aquellos que ni siquiera iban en el pack original. Suelen enfadarse si el vendedor les habla en su idioma nativo o en inglés, ya que insisten en que ellos han comprador el artículo en Internet y por ello el vendedor tiene la obligación de hablar y leer otros idiomas (a pesar de que lo que ellos escriben no es ningún idioma en realidad) y lo mismo se aplica a la moneda y a los medios de pago. Si ellos quieren pagar en Euros, el vendedor debe de aceptar Euros, aunque el artículo venga de UK, y si ellos quieren pagar contrareembolso, lo mismo.


Con frecuencia, la realidad supera la ficción. No hace mucho encontré un anuncio de un sillón de 3 plazas que se pagaba y recogía en origen, y la compradora estaba indignada porque el vendedor se negaba a enviárselo por Correos. Naturalmente el vendedor se plantó en sus trece y dijo que si lo quería, allí lo tenía, y si no, le abría una disputa por impago.


Para muestra, dos botones.


No hay comentarios: